España recibe a los campeones mundiales en Madrid

| 12 julio 2010 | 0 Comments

MADRID.- La selección de España, flamante campeona mundial, recibió una apoteósica bienvenida el lunes, de un país que por un momento olvidó las penurias económicas, las disputas políticas y las rivalidades regionales.

Sois ejemplo de deportividad, nobleza, buen juego y trabajo en equipo, dijo el rey Juan Carlos al saludar a los jugadores en el Palacio Real.

Habéis hecho vibrar a todos los españoles, haciendo realidad nuestros sueños y proyectando el nombre de España en el mundo, expresó Juan Carlos, según le agencia Europapress. Estos son los sentimientos que, como Rey, os traslado con el mayor de los abrazos, con toda mi gratitud y mi más afectuosa enhorabuena.

El monarca, quien no viajó a Johannesburgo, sede de la final, porque se repone de una operación, manifestó: Sois un ejemplo de espíritu de superación para las nuevas generaciones. Gracias campeones, en nombre de toda España y de todos los españoles. Gracias por vuestro ejemplo y por vuestro espíritu.

El capitán Iker Casillas le entregó la copa al rey para que las infantas pudiesen tocarla durante una sesión de fotos.

Poco después el equipo visitó al presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en el Palacio de la Moncloa.

Han ganado por ser los mejores, por jugar en equipo, por jugar limpio. Y por esa buena actitud y saber estar en el campo y fuera del campo como muy buena gente, declaró el gobernante, quien hizo una mención especial para Andrés Iniesta, autor del gol en la victoria 1-0 sobre Holanda en la final.

Señaló que Iniesta, tras meter el gol, se acordó de un amigo que no esté entre nosotros, Dani Jarque, jugador de Espanyol fallecido hace algunos meses. No hay mejor referente (que Iniesta) para nuestra juventud que con orgullo viste la roja y defiende la bandera que ellos defienden, por su calidad personal y por su talento. Gracias por acordarte ayer de Dani en un día inolvidable para España, expresó Zapatero.

Esta copita es de todos, respondió Iniesta.

El avión aterrizó en el aeropuerto de Barajas poco antes de las tres de la tarde (1300 GMT). Tras un breve descanso, los jugadores abordaron el autobús con el que están haciendo su recorrido.

El momento culminante de los festejos será un trayecto de cinco kilómetros (tres millas) en el que se espera sean vitoreados cientos de miles de personas.

Decenas de trabajadores del aeropuerto vivaron a los jugadores a su llegada en un avión con los colores de España.

Cuando Casillas asomó con el trofeo, estalló un estruendo. ¡Campeones! ¡Campeones!. Los jugadores, luciendo la casaca de España, se dirigieron a un autobús de la Federación Española.

Esto es algo muy importante, nos ayuda a olvidarnos de un montón de cosas, como la crisis económica y otros problemas del país, expresó Javier Sánchez, fotógrafo de 42 años.

Resta por verse si este título, el primer Mundial en la historia del fútbol español, ayuda realmente a unir al país.

Las autoridades dicen que unas 75.000 personas festejaron la victoria el domingo por la noche en Barcelona, donde el día previo más de un millón de personas protestaron la decisión de un tribunal que dictaminó que la región autónoma de Cataluña debía seguir formando parte de España.

No creo que la euforia dure demasiado, expresó Paul Preston, profesor de historia de la London School of Economics especializado en España. Tal vez suavice el impacto de las noticias económicas negativas, pero no tendrá un efecto a largo plazo.

No tendrá impacto alguno en Cataluña. Hay que ver la intensidad del malestar que reina allí para creerlo, agregó.

Varios de los mejores jugadores de España, incluidos Xavi Hernández, Carles Puyol y Gerard Piqué, son catalanes y su aporte a la selección no es bien visto por muchos coterráneos.

Lo ven como otro ejemplo de que España es un parásito que explota a Cataluña, dijo Preston.

De todos modos, hay quienes creen que este título ayudará a unificar a los españoles.

Espero que, Dios mediante, la bandera de España implique que somos españoles y no fascistas, como hasta no hace mucho, manifestó Soledad González, guardia de seguridad de 51 años.

Durante la dictadura de Francisco Franco (1939-1975), catalanes, vascos y otros pueblos tenían prohibido hablar sus idiomas y era ilegal publicar libros en esas lenguas.

EL PARTIDO

Con un gol de Andrés Iniesta a los 116 minutos, España venció el domingo 1-0 a Holanda y se consagró campeón mundial por primera vez en su historia.

Gracias a Iniesta, España es un campeón inédito y sin ninguna duda con una corona por dem��s merecida ya que fue superior a Holanda desde el principio al final.

El volante del Barcelona metió su gol con un remate cruzado tras ser habilitado por Cesc Fábregas.

Tener la oportunidad de hacer ese gol tan significativo para la selección es algo increíble, afirmó Iniesta. Aún no caí en la cuenta de este éxito. Creo que ni nos damos cuenta de la que hemos liado, es una locura todo esto.

España sumó el título mundial al europeo que ganó hace dos años, para unirse al exclusivo club de Francia (Mundial 1998-Euro 2000) y Alemania (Euro 1972-Mundial 1974) que logra esa dupleta.

Este título de campeón del mundo yo creo que se tomó impulso en aquella fecha de junio de 2008, afirmó el técnico español Vicente del Bosque.

El presidente de la FIFA Joseph Blatter le entregó el trofeo de campeones al portero y capitán Iker Casillas, para desatar el festejo español.

Del otro lado de la vereda, sólo decepción, ya que Holanda seguirá con un mote que seguramente no desea: el de la mejor selección que nunca ha ganado un Mundial. Ahora ha perdido las tres finales que disputó, incluyendo las de 1974 y 78.

En España prevaleció su vocación de ataque, ante una Holanda que de entrada se mostró despectiva en el trato de la pelota y además llamativamente recia.

En menos de cinco minutos los holandeses cometieron tres faltas, la primera a cargo de su solitario hombre de punta, Robin van Persie, quien volteó a Sergio Busquets casi en la mitad de la cancha.

A cardos y espinas, España respondió con flores.

La primer ofrenda se la hizo con un cabezazo de Sergio Ramos, tras un tiro libre de Xavi Hernández, que Maarten Stekelenburg desvió hacia su derecha usando sus dos manos.

Con el toque prevaleciendo sobre el vértigo, David Villa tuvo una gran ocasión cuando le pegó como venía a un centro de Xabi Alonso y la pelota sacudió un costado de la red, generando el primer murmullo de gol atragantado, al menos entre los millares de españoles.

Más preocupada en defender que en atacar, Holanda solo se hizo ver con un débil remate de Dirk Kuyt que Casillas contuvo con tranquilidad.

España proponía su habitual toque, buscando la salida limpia de atrás, pero Holanda se mostró empeñada en desbaratar esas intenciones ahogándola en el medio, con Kuyt como abanderado, y poniendo el cuerpo o la pierna al límite. Daba lo mismo.

Fue así que Van Persie inauguró la lista de cuatro amonestados, dos por cada bando que tuvo el partido antes de la media hora, ya que España entró en el juego brusco de Holanda, que también tuvo a su artillero Wesley Sneijder repartiendo algún palo.

El fútbol va adelante y hoy esta final ha premiado al buen fútbol, afirmó Del Bosque, quien rehusó criticar la estrategia holandesa de frenar el juego español a fuerza de patadas.

Si no jugamos bien nosotros es por mérito del equipo rival, agregó del timonel español. Aguantar 90 minutos al ritmo que impuso Holanda era difícil.

En medio de ese panorama, la riqueza técnica de los españoles se fue diluyendo en la intrascendencia ya que Xabi, Xavi e Iniesta no pudieron hacer prevalecer su toque porque Kuyt, Nigel de Jong y Mark Van Bommel se lo impidieron.

Con marca zonal o a presión. Por las buenas o por las malas.

Y sino que lo diga Xabi, quien recibió una patada al pecho de De Jong.

Nuestras faltas quizás sean algo triste para una final, pero ese no es nuestro estilo, reconoció el timonel holandés Bert van Marwijk. (Pero) me hubiese encantado ganarla con un fútbol no tan bonito.

Ya en el descuento del primer tiempo, España se llevó un tremendo susto cuando Arjen Robben recibió del capitán Giovanni Van Bronckhorst y Casillas se mandó una estirada sublime para enviar la pelota al córner.

España dio la impresión de que salió en el complemento carcomida por la ansiedad del gol, dando muestras de cierto nerviosismo, ante una Holanda que le permitió la posesión del balón en la salida, pero con llegada sólo hasta el mediocampo.

En ataque, Villa y Pedro Rodríguez no funcionaron con su habitual armonía y España sólo llegó con un tiro libre de Xavi que se fue por arriba.

Con Jesús Navas por Pedro, Del Bosque buscó cambiarle la cara a la ofensiva, pero sin éxito.

Sin modificar en nada su etiqueta de uno para todos y todos para uno, Holanda mantuvo su esquema de sacrificio en el medio para salir de contragolpe.

Algo que estuvo a punto de darle réditos a los 62 minutos cuando Robben se filtró detrás de la defensa española para aprovechar un pase de Sneijder, encaró a Casillas en un mano a mano y sacó un remate bajo que el arquero del Real Madrid desvió con un pie.

Milagro en el área española, en lo que por entonces fue la jugada con mejor perfume de gol del partido.

Había la sensación de que el primer equipo que anotara ganaría, comentó Van Marwijk. Arjen tuvo dos grandes oportunidades. Luchamos todo el partido.

Pero España siguió pregonando el toque, aunque ya sin tantas vueltas porque encaraba como podía, como ocurrió con un remate de Villa que pegó en un defensor holandés con Stekelenburg muerto del susto a su lado.

Sin el mínimo respeto por la estética, pero granítica en todas sus líneas, Holanda dio un nuevo llamado de atención: Robben se fue de contragolpe, Carles Puyol trató de tomarlo del cuerpo pero no pudo y el holandés, solo frente a Casillas, sacó un remate que fue atajado por el arquero.

Doble mérito para Casillas, porque antes había atorado a Robben achicándole los espacios.

Conclusión: España llegó más pero Holanda lo hizo mejor, al menos durante los 90 minutos. Otra conclusión: España pegó algo, pero Holanda lo hizo bastante.

Estamos molestos por la derrota porque estuvimos muy cerca, señaló Kuyt.

En el inicio del alargue los ibéricos no se fueron con vueltas y sin tanto toque tuvieron su gran ocasión cuando Fábregas, en otra clásica jugada de contragolpe, encaró como bala tras recibir de Xavi y su disparo lo atajó Stekelenburg con las piernas, en una salida desesperada.

La primera parte de ese alargue fue para España, a la que solo le faltó el gol, que Del Bosque trató de encontrarlo en la reanudación sacando a Villa, que ya no pudo así superar su marca de cinco goles, e hizo entrar a Fernando Torres.

La expulsión de Heitinga y un disparo de Sneijder apenas afuera fueron preludio del gol de Iniesta.

El mundo tiene a su nuevo campeón.

Comparte esta nota en tu RED SOCIAL favorita

Etiquetas:

Categorías: Futbol, Sudáfrica 2010

Sobre el autor ()